El mito de Apolo y Dafne

El mito de Apolo y Dafne es una bella pero triste historia:

La ninfa Dafne

En la mitología griega Dafne era una hermosa ninfa, hija de Gea la madre tierra, a la que le gustaba la libertad de estar por el campo y el bosque. Siempre estaba paseando o en busca de caza y había rechazado a innumerables pretendientes que querían hacer de Dafne su esposa.

El Dios Apolo y su arrogancia

Apolo, dios de las artes y de la música, en una ocasión se burló de Eros, el dios con el don de utilizar las flechas para enamorar a las personas.

Se dirigió a él comentándole que sus manos no servían para nada, solo para tirar burdas flechas, y que sin embargo las suyas eran capaz de hacer sonar armoniosas melodías y realizar grandes obras de artes. Siguió espetándole que si él fuera quien llevará el arco y las flechas con sus destrezas sería capaz de mejorar el amor que provocaba con sus saetas.

Dios Apolo y Dafne
Dios apolo enamorado de Dafne

El enfado de Eros y sus flechas

El irascible Eros se sintió muy dolido, y decidió dar una lección al arrogante Apolo. Así que tomó dos flechas, una de oro con la punta de diamante y otra de hierro con la punta revestida con plomo. La punta de oro incitaba el amor, la punta de hierro incitaba el odio y el aborrecimiento.

Cierto día que Apolo y Dafne coincidieron en el bosque en el que Dafne solía pasear, Eros con la flecha de hierro disparó a la ninfa Dafne y con la flecha de oro disparó a Apolo en pleno corazón.

Apolo inmediatamente se inflamó de pasión por Dafne y en cambio ella lo abominó.

Inmediatamente le declaró su amor, pero ella rehusó y escapo a su casa, Apolo la siguió a su casa y habló con el padre para que la obligará a casarse con ella, a su padre el Dios del río Lagon no le pareció mal la idea de que su hija se casara con un Dios, pero esta se negó con rotundidad aduciendo el desprecio que sentía por tal ser. Así que el padre no lo pregunto más e hizo marchar a Apolo.

dafne apolo mito
Dafne huyendo de Apolo

Pero Apolo no dejaba de pensar en Dafne, y todos los días la esperaba que saliera al bosque para estar con ella, la seguía a todas partes, hostigándola continuamente, ofreciéndole su amor y rogándole que lo aceptará.

Finalmente, la ninfa salió corriendo para dejar atrás a Apolo, pero este era más rápido y justo en el momento en el cual la iba a alcanzar a Dafne para besarla, la ninfa pidió ayuda.

El árbol de laurel

Su madre Gea, la madre tierra, accedió a los deseos interiores de su hija y en el momento que Apolo iba a tocar el cuerpo de Dafne, la piel de la ninfa empezó a convertirse en corteza de árbol, sus pies se introdujeron en la tierra como las raíces, su brazos tomaron forma de ramas y su cabello paso a ser un conjunto de hojas.

apolo dafne mito
Dafne transformandose en laurel

Apolo lloró amargamente por su amor y como sabía que ya no podría tomarla como esposa, le prometió que la amaría eternamente como su árbol y que sus ramas coronarían las cabezas de los héroes y los campeones de los Juegos Olímpicos.

Además, Apolo empleó sus poderes de eterna juventud e inmortalidad para que el árbol del laurel estuviera siempre verde.

Significado y Resumen del mito de Apolo y Dafne

Este mito nos hace ver lo perjudicial que es jactarse de las cosas que uno tiene o es capaz de hacer. La arrogancia y la facilidad de palabra para presumir da como resultado crear problemas a veces desastrosos.

La gente altiva y arrogante no goza de las simpatías de los demás, además que son capaces de herir los sentimientos de otras personas por ridiculizar o humillar con prepotencia al prójimo. Hay que no tolera esas acciones y busca la venganza.

El mito de apolo y Dafne para niños

También te gustará:

[wp_show_posts id=”363″]

Deja un comentario