Mito de Jason y lo argonautas

Jasón era hijo Esón rey de Yolco, que fue destronado por su hermano Pelias que también mando asesinar a Jason, su madre lo envió fuera de la ciudad para que no tuviera tal fin. Lo envió a centaura Quiron para que lo entrenará en el arte de la guerra y volviera a recuperar su trono perdido.

A Pelias el oráculo de Delfos le había vaticinado que sería un hombre sin sandalia quien le quitaría el trono.

Al hacerse mayor Jason, volvió a su ciudad a reclamar su trono, pero antes de llegar una anciana le pidió ayuda para cruzar un rio cercano. En este río Jason perdió su sandalia. Al ver Pelias que la persona que le había solicitado audiencia no estaba calzado de un pie, supo quién era y desafío a Jason a que le trajera el legendario vellocino de oro de la remota región de la Colquida si quería que le cediera el trono.

Jason no se amilano y acepto el desafío,

El vellocino de oro

El vellocino, era una piel de carnero de oro que se encontraba sobre una encina sagrada en una alejada región. Ese carnero había pertenecido al dios volador Hermes y que lo había regalado para que dos hermanos pudieran escapar volando de una rey que los quería matar.

Jason y los argonautas

Para cumplir su misión, Jason construyo un barco, el Argos, construido por el constructo Argo y que la diosa Atenea premio con un mascaron de proa con capacidad para hablar. Seguidamente busco los mejores hombres de Grecia como tripulación. A su oferta de aventuras acudieron semidioses tales como Hercules y otros héroes tan populares como Orfeo o Castor.

Durante su viaje a la Cólquida tuvieron que superar muchas adversidades y aventuras entre ellas el encuentro con las Harpias, sirenas, gigantes, ninfas que raptaban hombres de la tripulación y además debieron pasar con el barco por un estrecho desfiladero de rocas móviles que se cerraba al pasar una embarcación.

La colquida

Finalmente, tras muchas penurias y esfuerzo llegaron a la Colquida, donde el rey Eetes les dijo que se podía llevar el vellocino de Oro siempre que consiguiera domar a dos toros que echaban fuego por la nariz y que con ellos arara la tierra, para plantar unas semillas de las que saldrían una guerreros a vencer. Luego tendrían que vencer al Dragón que vigilaba el vellocino de oro.

La hechicera Medea

Jasón pensó que ni sus compañeros los argonautas podrán ayudar a cumplir la misión, pero Jasón fue nuevamente ayudado por los dioses, en concreto la diosa del amor Afrodita y el dios de las flechas del amor eros, enamoró a Medea de Jasón, que era la hija de del Rey Eetes y además una poderosa hechicera.

Medea utilizó su magia para que los toros arasen la tierra y consiguió dormir al dragón para que Jasón retirarse el vellocino de oro del árbol. Luego los argonautas lucharían contra el ejército de esqueletos vivientes que intentarían recuperar la piel de oro.

Jasón y los argonautas abandonaron el lugar a toda prisa junto con Medea para escapar del rey Eetes que no pensaban que conseguirían llevarse el vellocino de oro y menos su hija.

El viaje de vuelta de jason

Tras más aventuras en el viaje de vuelta, le presentaron el vellocino al rey Pelias, y este sorprendido no acepto dejar de ser el rey por lo que nuevamente Medea utilizo su poderes para que Jasón accediera al trono, aunque no lo consiguió y tuvieron que marchar a vivir a la ciudad de Corinto.

Jasón y Medea vivieron un tiempo en Corinto, hasta que él acepto casarse con la hija del rey de Corinto para poder tener un reino y se propiamente rey. Medea ofendida, sintiéndose herida y traicionada, mató a la nueva esposa de Jasón con sus habilidades de hechicera.

Jasón murió triste y abandonado por todos, sólo acompañado por sus recuerdos de juventud en el argos con los argonautas y rememorando junto a su barco que hubo una vez que había sido un héroe.

Resumen del mito de Jasón

El mito de Jasón y los argonautas es una historia acerca de las grandes vicisitudes por las que atraviesa un héroe, cuando se ha propuesto alcanzar algo que es valioso para todos a su alrededor.

Significado del mito de Jasón y los argonautas

Ese gran tesoro, aunque exista y sea real, no deja de ser una ilusión porque hay que luchar para conseguirlo.

El mito de Jason y los argonautas para niños

La historia de Jasón y Medea

Tambíen te interesará:

Deja un comentario